>#15M

7 Jun

>

Andaba yo cavilando si escribir un post sobre uno de mis deportes favoritos ahora que entra en la recta final, el basket y sus playoffs, y de pronto me llegan a Facebook una serie de invitaciones a un acto. Un acto del cual no tenía ni idea de su idea inicial pero que me gusta, me consigue interesar lo suficiente como para ahondar un poco en los principios que la motivaban y cuales eran sus fines.

El 15M había entrado en mi vida y faltaba ver cómo iba a cambiar algo en ella. El libro de Indignados y el de Reacciona habían pasado del papel a la vida real.

Tímidamente al principio se empiezan a escuchar las primeras voces, proponiendo, informando de sus intenciones, convocando una macromanifestación a nivel nacional para el día 15 de Mayo, una semana antes de las elecciones municipales y autonómicas. El movimiento se va gestando, va creciendo en internet.

Las redes sociales convocan y mueven a sus usuarios, Facebook, Twitter echan humo conforme se va acercando la fecha. Se empieza a hablar de una acampada en la Puerta del Sol en Madrid y los usuarios van aportando ideas para la manifestación y sumándose a la iniciativa de la acampada.

El día 15 comienza con la consabida manifestación, sin ningún tipo de violencia, sin ningún partido político rondando, todo transcurre con normalidad y los “indignados”, como se conoce desde ese día a los descontentos con el sistema, pasean sus consignas por las diferentes ciudades de España. Una España que al fin se mueve junta por algo justo y no únicamente por el famoso “pan y circo” que imperaba hasta ahora. En Valencia los indignados somos unos pocos cientos pero al menos se ve gente en la calle. La clase política nos ha engañado y no queremos que lo siga haciendo sin ninguna impunidad.

Esa misma noche y de forma improvisada surgen las primeras acampadas. Protestas pacíficas en las que se toman plazas de diferentes ciudades, en Madrid es la Puerta del Sol, en Valencia la Plaza de l’Ajuntament. Un grupo aún menor que el que se manifestó por la mañana se queda a pasar la noche en la plaza. No es un tiempo perdido, se aprovecha en lanzar diferentes propuestas y asambleas de todo tipo, en crear un entorno de participación en el que la opinión de todos valiese lo mismo.

A  lo largo de los días ese núcleo inicial se multiplica exponencialmente y de los pocos cientos se pasa a los varios miles. A su vez, en España las acampadas van proliferando por toda la geografía. Colectivos de todas las clases se iban uniendo y aportando sus propuestas, las puertas estaban abiertas a todo el mundo.

Conforme avanzaba el tiempo, una sensación de volatilidad se iba adueñando de mí. La sensación que si no se concretaba algo se corría el riesgo de que todo esto quedara en agua de borrajas, en una anécdota a recordar en los telediarios de un futuro próximo. El ambiente ya no era el mismo que al inicio y las propuestas seguían sin consolidarse.

Estando en esa tesitura, a un brillante hombre se le ocurrió desalojar a los acampados de Barcelona. Y lo mejor que pasó por su mente pensante fue el iniciar un expolio de las pertenencias de la gente que dormía pacíficamente en la plaza y ordenar una carga desproporcionada de los antidisturbios. El resultado fueron 121 personas heridas de diversa consideración y un grito unánime pidiendo la dimisión del conseller d’Interior de Catalunya. Las explicaciones posteriores del conseller no hicieron más que enervar más a la población.

Visto con perspectiva, toda protesta (revolución que dijeron algunos) se inicia con los ánimos mucho más arriba y conforme va pasando el tiempo se pierde ese ímpetu inicial. Estaría bien que se les dejaran claras las cosas a los señores que ostentan el poder, que supieran la ira que han sido capaces de generar en las personas que sostienen sus lujos y sus excesos. El paso de los días me hace escéptico pero jamás perderé la esperanza de cambiar las cosas que no me gustan de este mundo.

Anuncios

2 comentarios to “>#15M”

  1. AM Editorial 07/06/2011 a 18:15 #

    >Ay, Alejandro… "encantadoramente" utópico, ¿no?¿No te llegó nada, un mes antes aproximadamente, sobre la manifestación de jóvenes sin futuro? Hay que poner muchos puntos sobre demasiadas ies, pero a todos… a-to-dossss.Un abrazo!

  2. Alejandro 08/06/2011 a 9:10 #

    >Hola AM, pues sí que me llegó pero la verdad es que no tuvo la repercusión, por lo menos mediática, que ha tenido el 15M.Hay que soñar con un mundo un poco mejor o será cada día peor, no? Yo pienso eso y así intento vivir.Y la verdad es que hay demasiadas íes a las que poner punto pero por algún lado habrá que comenzar.Saludos y gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: