Proyecto JARP

18 Ene

Finales de los 80, una época en la que mi cabeza se parecía más a la de mi idolatrado Jordi Villacampa (por el pelo básicamente), una época en la que mi creatividad estaba disparada y las compañías ayudaban a ello. Cuatro estudiantes de COU comenzaron a darle vueltas a una idea, hacer una película de animación sobre un tema que los llevaba de cabeza, la Revolución Francesa. Quizás no parezca muy divertido visto desde fuera pero se planteaba como una experiencia apasionante. Comenzamos a preparar un guión, los impuestos, el hambre, todo tiene que ser muy expresivo y con mucha carga dramática porque la película será muda.

El guión se prepara en poco tiempo pero se continua perfilando hasta los últimos momentos. Llega la hora de dibujar, es momento para ir dibujando y pintando todos los personajes que compondrán la película. Mientras el artista del grupo va dibujando, el resto vamos recortando cada figura, cada parte de los escenarios para ir dejándolo todo preparado. A la vez seguimos comentando qué música irá bien con cada escena, quizás fuera mejor hacer un zoom sobre la carreta, no no eso déjalo como está, las ideas van fluyendo y el proyecto crece y crece, mejora con cada una de ellas y se llena de matices.

El rodaje comienza al final de las vacaciones de Navidad. Hay ganas por comenzar y por poder ver los primeros resultados. Una modesta cámara de Super8 en un trípode y una antorcha es todo el material audiovisual del que disponemos. La primera cinta cae en una hora, nuestros primeros minutos de película ya estaban listos para positivar. Al poco tiempo ya teníamos el resultado en nuestras manos y no estaba mal del todo, alas para continuar.

La vuelta a las clases lo ralentiza todo, hay que compaginar demasiadas cosas y quedar todos se vuelve imposible. Después de unas semanas parados, la mitad del equipo decide continuar el trabajo en solitario. De pronto JARP se convierte en AR y el trabajo se hace más laborioso. Pese a todo, un par de cintas más han caído y ya tenemos un tercio del trabajo del rodaje hecho.

Le toca el turno a la banda sonora, hay que ir grabando los temas para las escenas, ver la duración de las mismas y escoger el fragmento de cada canción que mejor va. En una pequeña mesa de mezclas se van grabando los temas escogidos, todos a guitarra y de nuevo sin voz. El conjunto queda imponente, un videoclip/documental/animación que transmite bastante sentimiento.

Poco a poco el trabajo se va estancando, todos los componentes tenemos muchas cosas a las que atender y el proyecto va quedando relegado a un eterno segundo plano. Yo estoy en pleno apogeo musical y baloncestístico y a eso le tengo que sumar las clases, el resto con alguna ocupación menos pero también liados y con los estudios siempre asomando en el horizonte. De cuando en cuando lo retomamos un rato pero sin la continuidad suficiente como para que avance lo suficiente.

El curso se nos escapaba entre los dedos y la selectividad aparecía como una tormenta en la montaña, adios a la película. Otro proyecto interesante que se quedaba por el camino pero que creó una semilla que años más tarde germinó. Uno de los participantes, la R, comenzaba su trabajo en diversas series y películas de animación e incluso colaboraba en crear algunas animaciones para importantes empresas del sector de los videojuegos. El resto seguimos diferentes caminos, uno como abogado, otro como funcionario en una Conselleria y el último en discordia, programando, diseñando y escribiendo blogs.

Aún siguen por casa los dibujos con los que intentamos hacer una revolución animada, junto a una carpeta llena de sueños y al lado de una guitarra lista para descargar ilusión.

Anuncios

4 comentarios to “Proyecto JARP”

  1. AM Editorial 19/01/2012 a 13:40 #

    Jo, Alejandro… me ha gustado y me ha emocionado. ¿Te suelto un rollo o varios? La creatividad, los sueños e ilusiones, los proyectos estancados y esa sensación de luchar para nada, el caminar de la vida que lleva a cada uno a un lugar diferente… Mucho te diría.

    Un abrazo y… crear depende de nosotros mismos, aunque eso implique entregar.

    • alcaval54 19/01/2012 a 13:46 #

      Bueno, dicen que el que la sigue la consigue y que hay que ser tenaz para lograr las cosas. Para eso creo yo que hay que tener muy claro lo que quieres.. y un buen puñado de suerte. Yo me alegro por mi amigo que al final triunfó haciendo lo que desde bien joven quería y me alegro por el resto que siguieron caminos diferentes. Y me alegro por mí porque soy el que soy en base a esas oportunidades aparcadas y a esos sueños dejados a un lado. Sigo teniendo mi creatividad, mi música, hago mis “películas” por ordenador y sigo disfrutando con casi cualquier cosa que hago.

      Un beso y seguiremos creando y entregando y sobre todo viviendo, que es bastante entretenido.

  2. Mientrasleo 26/01/2012 a 21:15 #

    Y qué bueno es tener cajas con recuerdos de sueños que la gente se empeña en decir que no se cumplieron cuando lo que pasó es que giramos en el camino.
    Pero sigue siendo estupendo recordar, guárdalo bien.
    Besos

    • alcaval54 30/01/2012 a 9:49 #

      La verdad es que es genial echar un vistazo a esas cajas y recordar momentos felices. Intentaré repescar algún elemento de la peli y lo subiré. Mira, igual hasta la digitalizo 🙂

      Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: