Jornada 19

3 Mar

Más de media liga disputada y parece que es ahora cuando vamos consiguiendo nuestra propia identidad, cuando somos conscientes de nuestras posibilidades y de nuestras debilidades. El domingo teníamos un nuevo reto y por partida doble, volver a ganar y con ello, dejar a nuestro rival como el primero que ha perdido los dos partidos con nosotros. La ocasión parecía propicia para superarlos en la clasificación, porque pese a que no vayamos muy arriba el espíritu competitivo siempre está ahí, y para acercarnos a los equipos que nos preceden en la tabla y contra los que tenemos compromisos directos en las próximas semanas. Para este partido el club nos cedía el pabellón y cambiábamos nuestra dura pista de cemento por la comodidad de la goma.

Con la mente centrada en sumar otra victoria más llegamos al domingo y la entrada al campo evocó tiempos pasados en los que cada semana subíamos la rampa de entrada a la pista por el túnel de vestuarios. Como siempre un poco de tertulia y risas antes de comenzar a calentar en serio y prepararnos para un partido que todos queríamos ganar.

Desde el primer momento dominio en el marcador y, lo que es más importante, en el juego. Gran defensa y un ataque ramplón pero efectivo nos daban las primeras ventajas en el marcador. Desde esa posición todo consistía en administrar el ataque con cabeza y presionar en defensa hasta la extenuación. Llegamos al descanso con una renta de oce puntos que prometían una segunda parte tranquila.

La salida del tercer cuarto aumentaba la brecha hasta los veinte puntos y dejaba el partido en nuestras manos. Todo iba según ese guión hasta que a falta de dos minutos se lesionó el sexto hombre del equipo y máximo anotador hasta ese momento. Un par de errores nuestros y un par de triples suyos les permitían llegar con posibilidades al último período. De ahí al final, muchos nervios por nuestra parte y un exceso de responsabilidad atenazaron nuestro ataque y poco a poco la renta se iba recortando.

Al final cuatro puntos arriba y otra victoria al saco, un partido muy trabado, con muchos contactos no señalados y que supimos ganar sufriendo, está bien eso de sacar conclusiones después de una victoria y no después de perder, como venía siendo habitual.

A nivel personal un partido flojo en el que me costó separar la tarea de dirección y la de jugador, nervioso y fuera de lugar en la pista y acelerado en la banda, continuaré esforzandome en mejorar y volver a coger el ritmo que había conseguido a mitad de la primera vuelta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: