A golpes

6 Mar

No sé qué es lo que tiene que pasar por la cabeza de un maltratador cuando somete, tortura y anula a sus damnificados. No puedo llegar a entenderlo ni ponerme en su lugar, no lo intento ni tengo ganas de saber que puede pasar por la cabeza de una persona así. En su lugar se me nubla la mente y vivo definitivamente en el lado más oscuro de mi ser.

Estos días han sido importantes para una buena amiga, una amiga que vivió en primera persona este drama. Esta semana han dado con el paradero de su ex-marido, ex-padre de su hija, ex-maltratador y vividor eternamente. Un tío que consiguió arruinar la vida de una persona soltera, feliz y rodeada de gente hasta convertirla en una desgraciada y solitaria aferrada a su hija.

La vida de una mujer maltratada vista desde fuera resulta extraña, extraña porque parece mentira que nadie sea capaz de aguantar tal nivel de brutalidad física y psíquica, porque pensamos que eso es algo más propio de gente sin recursos que de alguien formado y con un status. Lo que vemos desde fuera nos resulta tan triste, que a fuerza de repetirlo creemos que no tiene salida, la hay, es dura y requiere una fuerza increíble, una fuerza que se gana encajando insultos, golpes y menosprecios. El resultado es vivir de nuevo, volver a una normalidad que parecía utópica. Si conocéis algún caso, participad, involucraros, ayudad lo que podáis porque os lo agradecerán.

Así que aprovechando que en pocos días se celebra el día de la mujer trabajadora y que en su momento no publiqué esta entrada… Feliz reencuentro con la vida, A.

Os dejo con las dos versiones de una canción que habla de este tema, la primera la versión original, más cañera, más directa (la publicidad política la podéis obviar y quedaros con el resto). La segunda una revisión acústica, más tranquila pero que quizás llega más a tocar la fibra.

Anuncios

2 comentarios to “A golpes”

  1. BkindZanks 10/03/2012 a 16:40 #

    Conocí a una persona que había sufrido esto durante varios años, desde su adolescencia. Le dejó una tara física a nivel interno, porque el tipo lo hacía todo a lo bruto, y muchas a nivel emocional… tanto que resultaba desagradable confiar en ella, porque sus respuestas iban destinadas a hacer daño. Pienso que, tras esa experiencia y haber salido de ella, se había convertido en una persona cruel. Él terminó por vencerla.

    Un abrazo y mucho ánimo para tu amiga.

    • alcaval54 12/03/2012 a 11:54 #

      Ese es otro de los grandes males, las secuelas que deja no sólo a nivel físico. Por suerte, en este caso, no le falta gente alrededor para poder salir del hoyo y retomar su vida.

      Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: