One fine day

27 Mar

A veces la vida deja de mirarte mal y directamente te da un guantazo.

A veces nos empeñamos en esconder la cabeza pensando que así todo pasará de largo y nos olvidamos que dejamos el culo fuera para que nos puedan dar más fuerte.

A veces pensamos que estamos tan hundidos que no se puede estar peor y nos damos cuenta que nos equivocábamos al sentir como el agua nos cubría un poco más.

A veces creemos que todo está bajo nuestro control y cuando abrimos los ojos nos damos cuenta que hay un océano de incertidumbre rodeándonos.

Pero un buen día las cosas empiezan a cambiar, la vida continúa su marcha sin preocuparse de nuestra liviana existencia, al sacar la cabeza del agujero hay un sol que ilumina todo, el océano se calma y parece un estanque. Ese buen día volvemos a vivir, a comprender que lo que hemos hecho durante demasiado tiempo es perder el tiempo en lamentarnos.

Al fin ha llegado ese día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: