Jornada 26

4 May

Teníamos por delante un enfrentamiento en el que muchos estábamos con una motivación extra, reencuentro con un excompañero de equipo y con otros conocidos. Un equipo sólido y que sabe cuales son sus puntos fuertes y como explotarlos y algo de lo que nosotros carecemos, personalidad.

La semana fue tan poco fructífera en entrenamientos como las anteriores, llevo un tiempo en que el universo se confabula para ocupar mi tiempo libre y que no haya manera de encadenar un par de días de entrenamiento con intensidad. Casi se me saltan las lágrimas cuando recuerdo los dos meses en los que he podido entrenar con cierta continuidad y mi juego subía de nivel hasta parecerse al de hace algunos años. Luego entre navidades, fallas y pascua y la puñetera lesión, todo se fue al  traste y volver a ponerse en forma cada vez cuesta más, cosas de estar a punto de migrar de la versión 3.x a la 4.0.

El partido era viernes por la tarde, el segundo que jugábamos en ese horario, y después de unas jornadas en las que no conseguíamos ser demasiados, el banquillo se volvía a poblar de efectivos para poder tener un buen ritmo en la pista. Las perspectivas antes de comenzar no parecían muy buenas pero si algo me ha enseñado el deporte es que la sorpresa está escondida en cualquier lanzamiento.

Salto inicial perdido para no perder la costumbre y un cinco inicial inusualmente alto para intentar romper el partido con centímetros. A los pocos minutos ya teníamos claro que no era nuestro día en el juego interior, así que reconversión a unidad ligera y a volver a probar suerte. El final del primer cuarto nos dejaba lejos pero a una distancia que permitía seguir soñando con la remontada.

De nuevo a la pista y al fin un punto de fluidez en ataque nos metía en el partido, un cuarto de intercambio de canastas y de defensas muy intensas nos permitió recortar mínimamente la diferencia y dejarla en diez puntos. Se nos amontonaba el trabajo para la segunda parte pero nadie pensaba en otra cosa que en seguir trabajando para ganar.

Merecido descanso y vuelta a la cancha a intentar una remontada complicada ante un equipo que no tenía ninguna intención de ponerlo fácil. El tercer cuarto tomaba el mismo cariz que el segundo, mucho trabajo y pese a todo un recorte de puntos exiguo. Se nos acababa el tiempo y la energía para afrontar un último cuarto complicado. La diferencia había caído hasta los seis puntos de los doce con los que acabamos el primer cuarto, momento de tirar de épica.

Pero este año lo de la épica lo dejamos para otros, está siendo una temporada en la que remontamos para morir en la orilla y en el último cuarto, el esfuerzo y la intensidad de los cuartos anteriores nos pasó factura ante un rival mejor preparado que nosotros en ese aspecto. El último cuarto fue un intento desesperado por ponernos por delante y que tuvo como castigo una derrota mayor de la merecida, al final los seis puntos se convirtieron en veinte, entre balones perdidos, reproches y faltas personales y un total desacierto en ataque.

Nos queda el consuelo de haber competido hasta el final y no haber bajado los brazos en ningún momento, cosa que no hicimos en el partido anterior. El próximo será contra un rival dificilísimo por nuestro estilo de juego, se hará lo que se pueda y se intentará todo para que al menos tengan que sudar la camiseta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: