Premios, tristezas y merecimientos

14 Sep

Vivo demasiado ocupado últimamente y ando poco escritor, tampoco estoy muy inspirado que digamos. Por eso, una vez más, voy con retraso de la actualidad que me rodea.

Hace menos de una semana se clausuraron los Juegos Paralímpicos, un festival del deporte llevado al extremo, el lema olímpico en su máximo esplendor y en los cuales ha habido un buen número de medallas para nuestros deportistas. Los que vais siguiendo mi andadura por Twitter habréis podido comprobar cómo se relacionan algunos de estos astros del deporte con sus seguidores, cercanía, humildad y una capacidad de sacrificio sólo equiparable a su sentido del humor. Esto es algo que debería hacernos pensar un poco en estos atletas que sólo salen en los medios durante dos semanas cada cuatro años, todo el esfuerzo para un par de minutos de pantalla y pocos más de reconocimiento. En cambio otros deportistas, tan preparados o más, gozan de una repercusión mediática continua y permanente en base a nada que hagan.

Por las mismas fechas en las que los deportistas paralímpicos se colgaban medalla tras medalla, diploma tras diploma, el jurado del Premio Príncipe de Asturias decidió que el premio al deporte era cosa de dos futbolistas buenísimos pero no se lo concedían por eso, no. Se lo concedían por su extraordinaria relación ¿?¿? WTF?? Dos futbolistas mediáticos y que gozan de un palmarés que sólo puede envidiar su cuenta corriente, son premiados por llevarse bien. Acabáramos.

A su vez, uno de los mejores jugadores del mundo, confesaba que no celebraba los goles por estar triste. Al instante, tertulias, titulares, elucubraciones, columnas en prensa. Horas de radio y de televisión invertidas en aclarar por qué está triste este genio del fútbol.

Y mientras tanto, Alberto Contador se pega un festival encima de una bicicleta para ganar una Vuelta a España disputadísima. Y Teresa Perales se corona como la deportista con más medallas, igualando a Michael Phelps. Y en prensa la gente habla de la tristeza de CR7, del nuevo corte de pelo del jugador de turno o de alguna idiotez más.

Si alguien merece un premio es la delegación al completo del equipo paralímpico español por dar clase a diario de como superarse. Si alguien se lo merece son ellos sin dudar. Y si alguien tiene dudas, puede intentar tirarse a una piscina y nadar sólo con un brazo durante 400 metros.

Gracias David, Pablo, Manuel, Teresa, Alejandro…. y a todos los que no cito por no hacer la lista eterna, gracias por hacernos ver que querer es poder. Como dice Pablo Cimadevila, uno de mis descubrimientos en estos Juegos y eso que ya son sus terceros, “si puedes soñarlo puedes hacerlo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: