Suerte

12 Jun

No nos damos cuenta, al menos no con la frecuencia que debiéramos ni con la intensidad que se merece que somos un accidente. Tenemos una vida privilegiada gracias a… Que hemos nacido aquí.

Y bueno sí, nuestros antepasados construyeron una sociedad en la que el centro del universo éramos nosotros. Europa. Occidente. El primer mundo. Somos mejores que un somalí? Peores que un sueco? Hay un plus en nuestros genes que nos permita nacer con una esperanza de vida que multiplica por veinte la de casi cualquier subsahariano?

Escuchando el otro día una canción de mi querido Carlos me vino todo esto a la mente. Y mi cabeza que es muy de ir a su bola empezó a hilar ideas, niños, guerras, hambrunas, tablets, smartphones, petróleo, silicio, niños, hambre… Una imagen tras otra saltando y mientras tanto alguien publica un post respecto al tema y encima hoy, hoy es el día mundial contra el trabajo infantil. Un fenómeno que tendría que ser una pesadilla pasada se afianza más y más en los países pobres.

Si no tuvieran eso estarían peor”, he llegado a oír a gente que no se plantea que quizás sería el momento de ofrecer algo más que un sueldo mísero y caridad a los habitantes de esos países que sólo tuvieron la mala suerte de nacer en el sitio equivocado.

Y ya lo dice la canción, “si en el Norte la gloria, si al Sur sólo escoria, hasta el día del juicio final“. Os dejo con uno de los mejores temas de Revólver en su versión acústica, la eléctrica no la he encontrado pero merece y mucho la pena.

Anuncios

The finals

11 Jun

Y si mayo es tiempo de playoffs, junio lo es de finales. Los estudiantes van acabando el curso entre exámenes y nervios y las grandes ligas no son menos. En la NBA ya han servido el segundo plato y de momento la cosa está empatada entre los talentosos Beach Boys de Miami y los abueletes de San Antonio, visto lo visto por ahora si las cosas les ruedan bien a Miami se acabará la serie pronto pero como San Antonio consiga llevar el partido a su terreno puede haber una gran sorpresa.

Y la ACB/Liga Endesa ya tiene también su duelo servido entre los dos equipos de fútbolcesto, algo que llena páginas de periódico pero que es de discutible bien para el basket.

El primer choque no ha defraudado a nivel emoción y polémica pero el nivel de baloncesto decepcionó un poco. Sada fue el referente en un Barça desdibujado y del Madrid Sergio Rodríguez fue el referente en los momentos claves. Para mí, el factor clave fue que al Barça le faltó matar el partido al principio del último cuarto y dejó que el Madrid creyera, ninguno de los dos está ahí por casualidad y dejar con oxígeno a un rival de tanto nivel suele pasar factura.

Hoy segundo asalto en Madrid antes de viajar a Barcelona. Tras lo sucedido en el primer partido, cabe esperar cualquier resultado pero hoy el equipo de Xavi Pascual tiene que ir a por la victoria si no quiere enfrentarse a un imposible que es remontar el 2-0.

Yo hoy vuelvo a votar por el Barça porque sin hacer nada está todo el partido sin que se le vaya el Madrid.

Apuestas?

PD. A estas horas, la serie de Miami-San Antonio va 1-1

The shooter

10 Jun

El chico se acercó a la línea con la mirada fija en el techo del pabellón. No había mirado el marcador en todo el partido pero ahora era incapaz de despegar la vista del tanteador, si el tiro hubiera entrado ya no habría que preocuparse pero se había desviado con la falta.

Tres tiros libres eran la distancia a recorrer para ganar el partido, para seguir soñando con un título más que deseado.

Tres tiros sencillos para alguien acostumbrado a lanzar con un defensor encima y un par de metros más alejado, sencillos para alguien que no había fallado ninguno de los anteriores en ese mismo partido, muy sencillos para quien no tuviera clavados los ojos en el marcador y en los dos puntos de desventaja, más sencillo si al mirar a los lados de la zona hubiera algún compañero animando.

No, no iba a ser fácil respirar, tragar saliva y lanzar esos tiros sin nadie esperando el fallo porque el cronómetro estaba a cero.

Giró la vista al árbitro de fondo que tenía el balón en una mano y la otra levantada. Lentamente clavó su pie derecho justo antes de la línea y cogió el balón, tres botes, soplido, tres botes, mirada al aro, tres botes más y el balón listo para salir volando a su objetivo,el mismo ritual de siempre y el balón dentro.

Giró la cabeza de nuevo al marcador y vio subir el punto que acababa de anotar, luego miró más allá y vio a su entrenador y compañeros celebrándolo y dándole ánimos, pasó la vista por el banquillo rival y sólo vio expectación ante el inminente segundo lanzamiento, en la grada mientras tanto se sucedían los gritos de ánimo y los abucheos habituales.

Mismo ritual y el balón dentro de nuevo, un escalofrío recorrió su espalda cuando el balón tocó en el aro y el suspiro de alivio fue tremendo al ver que finalmente entraba. Mirada al marcador y el empate debía relajar los nervios, tiraba para ganar.

Sólo podía ver el aro, no oía nada pese a que en el pabellón habría no menos de mil personas dejándose la garganta. El árbitro le lanzó el balón y entonces lo notó.

Notó como sus brazos se volvían dos trozos de hormigón, notó su saliva tan densa que era imposible tragar, notó su corazón latiendo desbocado, notó la soledad del tirador que tantas veces le habían contado. Respiró hondo y sintió el aire que entraba y salía, cálido y acre por el sudor. Cerró los ojos y parpadeó lentamente, tal y como había hecho mil veces en situaciones parecidas pero es que jamás se había jugado tanto en un solo tiro. Repasó el gesto, la mecánica y vio su brazo estirándose y lanzando el balón en una curva perfecta hacia la canasta. Repitió su ritual y el balón voló al aro….

De pronto el griterío era ensordecedor, los dos banquillos parecían petrificados viendo la pelota surcar los cinco metros de recorrido y él mantenía el brazo en alto con la muñeca suelta y el dedo apuntando al aro, un tiro perfecto, de manual.

Os habéis jugado alguna vez algo de una forma parecida?

Blogs

7 Jun

Enciendes el ordenador y abres el navegador o lo miras en el smartphone o la tablet en cualquier momento del día, igual da. Miras el correo, te conectas a tu red social favorita o favoritas y una vez ojeado esto, abres tu lista de blogs. Difícil que nadie haya actualizado el suyo, así que te aseguras un mínimo de lectura agradable por un rato. Abres el blog y abres tu mente a los pensamientos/locuras/reflexiones del blogger que está al otro lado de esas palabras, dejas que te cuente lo que piensa, lo que opina, compartes un poco y dejas un comentario como un pequeño recuerdo de tu visita y de ti.

Entonces, cierras el  navegador y el pc se vuelve un poco más oscuro, el smartphone se pone a vibrar con sus incansables whatsapps y la tablet muestra un fondo de colorines sin sustancia… y empiezas a imaginar, a imaginar quien será ese bloguer@ que te cuenta esas historias tan extravagantes, el que te desvela nuevos títulos con los que inundar de papel y tinta tu casa, el que te relata su día a día. Y la imaginación en malas manos es muy peligrosa y ves bibliotecarias con unas Jordan rojas, monos que dan clases surrealistas, cuarentonas que dicen estar en crisis y que se rebelan contra ello o cuarentañeras encantadas de serlo y de compartir su arte y sus fotos, ves que Madrid quizás no sea ese lugar gris y triste que siempre ves y que sus rincones tienen toda la luz del mismo París, que Eva tenía más que aportar con su pierna que Adán con su costilla, que al hilo de algo siempre surge otro tema o que la familia en ocasiones te puede volver loco.

Gracias a todos ellos, y a muchos otros que fueron dejando de escribir, los días tienen un mejor comienzo.

Gracias a @mientrasleoS, a @hombrerevenido (estrenando dominio), a @Bkindzanks, a @40anera, a @Amarantawind, a @fanigrande, a @ballesterada, a @perfidacanalla…. Lo malo es que no os podréis librar de mi imaginación 🙂 Lo bueno es que ahí seguiré.

Playoffs

5 Jun

Tengo muy abandonado el blog, lo sé pero es que me falta tiempo para ordenar pensamientos y escribirlos y ya fue bastante caótica la última entrada. Pero es que es mayo y mayo es tiempo de playoffs y eso es casi casi religión para mí. Tiempo en el que las botas se vuelven negras y que los niños dejan lugar a los guerreros de la pista. Sin un minuto para ver los partidos pero siguiendo toda la actualidad en la pantalla del móvil, Twitter, Whatsapp, cualquier medio es bueno para irse enterando de cada resultado, de cada acción.

Los cuartos de final suelen ser la mejor oportunidad para que alguna de las cenicientas dé la sorpresa y este año ha habido doble sorpresa al caer el tercero y el cuarto, los dos en el partido de desempate que se jugaba en su propia pista. El su serie, el Madrid aplastó a su rival, un BluSens Monbús que ya estaba más que contento de disputar el playoff, y dejó para el recuerdo la imagen de la afición del Obradoiro ovacionando a Jaycee Carrol por su pasado en el club. El Barça sufrió más de lo esperado pero, como decía el gran Aíto, aplicó la lógica. En Vitoria saltó la sorpresa y se impuso el GranCa contra todo pronóstico. Y el duelo más igualado era el que disputaba un Valencia Basket muy irregular y un CAI que quería reverdecer laureles pasados. Al final pudo más la ambición zaragocista y después de una de las series más anotadoras de la historia fue el que pasó de ronda.

Las semifinales estaban servidas y era el momento de comprobar si las cenicientas tenían hambre de más o si daban por bueno haber llegado hasta aquí.

Primer partido y el R.M. barre a un CAI que ilusionó el primer cuarto para luego desaparecer del partido. Turno para el Barça y el GranCa que disputan un partido mucho más igualado que al final se lleva el Barça. La lógica se imponía en el primer duelo.

Segundo partido y mismo guión en la serie R.M.-CAI, con el equipo blanco imponiendo su calidad en todas las posiciones. Y lo mismo para el Barça-GranCa, con un marcador apretado hasta el final pero con el Barça controlando en todo momento el partido.

Tercer partido  que sirve para que el R.M. se clasifique por la vía rápida y espere rival de la otra serie, que se desplaza a las islas.

Y hasta aquí ha llegado la historia de momento. Esta noche se verá si mi apuesta por una cenicienta que disputara la final se queda en nada (como parece que así será) y se continúa con el derby futbolero en el basket… otro año más.

Siendo sincero, el R.M. ha jugado una temporada excepcional con algunos borrones importantes, el primero la Copa del Rey y su derrota frente al Barça y posteriormente la debacle en la Final Four de Londres. Es un más que merecido finalista y, por mucho que me pese, un más que digno campeón si consigue al final el título.

El Barça ha jugado una temporada muy irregular, se clasificó por los pelos para la Copa del Rey y luego la ganó, a trancas y barrancas se metió en la Final Four y luego se vio superado por el CSKA. Sería injusto decir que lo merecen menos pero sí que es cierto que no están brillando lo que se esperaba, las lesiones de casi todos los baluartes del equipo (Navarro a medio gas, Mickeal fuera, Jawai fuera, Marcelinho con molestias, Lorbek que corre menos con el bolsillo lleno) en algún momento de la temporada han sido mucho lastre para poder aspirar a todo.

Si finalmente es el GranCa el que disputa la final… pues será un premio a una filosofía distinta de la de los dos grandes y la vuelta a una final ACB para Pedro Martínez, posiblemente el mejor entrenador nacional o al menos el que más rendimiento le está sacando a su plantilla (ya veríamos donde estaba el GranCa con Xavi Pascual o Pablo Laso al mando).

Apostamos? R.M-Barça? Remontada histórica de los amarillos?

Indignante

20 May

Y no, no es nada relacionado con el aniversario del 15M ni el movimiento “indignado” que se generó a su alrededor.

Después de más de media vida entrenando equipos, de haber trabajado con críos desde bien pequeñitos hasta que algunos de ellos se marchaban a un club más competitivo, de haber compartido confidencias de adolescentes y haber acudido a la boda de alguno de ellos, así es como me siento ahora…. INDIGNADO.

En el deporte de base hay una máxima, la diversión te lleva  a lo más alto. Disfrutar de un deporte es el primer paso para poder llegar a hacer algo en él, nunca es al contrario… jamás. Desde mi primer entrenador de balonmano hasta el último NBA al que asistí en algún campus lejano. He tenido la suerte de tratar con gente que tenía clarísimo como trabajar la cantera, como mantener la ilusión de un niño hasta que se convierte en una leyenda. Uno de mis entrenadores fue Isma Cantó y de siempre decía que los equipos de base no los tienen que entrenar jóvenes con poca experiencia, hay que mimarlos con entrenadores que sepan aportar a los niños lo que realmente necesitan.

Un entrenador inexperto puede perder el norte y pretender ganar en vez de formar y eso a corto plazo puede ilusionar a unos pocos pero desmotivará al bloque. Un entrenador sin la cabeza bien amueblada puede olvidarse de formar un grupo y premiar las individualidades. La experiencia en el manejo de un colectivo es fundamental siempre pero cuanto más sensibles son las personas con las que se trabaja, más aún.

Y dicho todo esto… Indignante es jugar con la ilusión de un niño de seis años. Mucho más indignante es quitársela en pocos meses. Indignante es ver que cualquiera puede ponerse a dar gritos desde un banquillo y dar el peor ejemplo posible. Indignante es que un deporte de equipo se convierta en un duelo de egos en el que si no participas quedas totalmente excluido.

Después de seguir durante esta temporada los entrenamientos y partidos de mi hijo (el cual ha decidido libremente jugar a fútbol en vez de basket) he ido comprobando que en ocasiones las personas no sólo son sordas si no que además pueden llegar a ser idiotas. No creo que esté en posesión de la verdad ni de la sabiduría absoluta pero sí que tengo suficientes conocimientos para valorar ese tipo de trabajo y ver que el resultado final sólo podía ser malo o pésimo.

De momento, mi hijo que destilaba ilusión y ganas en septiembre dejó de tener ilusión en febrero y las ganas se le fueron la semana pasada.

Indignante.

Resaca de copas

8 Abr

Uno ya tiene una edad y las copas le sientan regular… regular tirando a mal, así que poco a poco las he ido dejando de lado hasta que han desaparecido. Pero Marzo trae esa locura que todo lo altera y este año me traía la copa en la que por primera vez participaban los Pancers y la primera vez en la que vivía en primera persona (aunque más lejos de lo que me hubiera gustado) un torneo de k.o.

Un lunes feliz, muy feliz, la semana venía cargada de basket. El martes unos cuartos que no debían suponer más que un trámite, como así fue, victoria apabullante y descanso hasta las semis del sábado. Una semana nerviosa dio paso a un partido en el que el rival tenía muy poco que perder, habían eliminado a uno de los favoritos en cuartos, y mucho que ganar. Pero los Pancers de esta temporada son un rodillo que no deja sitio a las sorpresas y aplicando las convenientes dosis de contundencia defensiva y fluidez en ataque, barrieron a un equipo que lo poco que pudo oponer duró menos de diez minutos. La lástima es que uno de los titulares se quedaba sin ficha por una trifulca absurda con el partido ya concluído.

El presi

Kristian punteando

 

Domingo por la mañana y, pese a que el partido comienza a las 12:00, los whatsapps no paran desde antes de las nueve. Que si nos devuelven la ficha, hay que hacer un descarte…. el teléfono emite un sonido martilleante cada pocos segundos… hasta las diez y media, a partir de ahí silencio y concentración. El partido empieza puntual y desde el primer momento deja claro que son los dos mejores equipos los que están en la pista. Intercambio de canastas, defensa intensa y buen baloncesto en cada jugada. Poco a poco los nervios iniciales se van soltando y a base de corazón los Pancers se mantienen en el partido, dos latigazos desde casi ocho metros nos ponen por delante y la brecha va aumentando aunque sin superar los diez puntos.

No hay tiro fácil

Así se llega al último cuarto. Todo transcurre con normalidad hasta que a falta de cuatro minutos los nervios nos pueden y la renta se dilapida en tres jugadas para dejarlos por delante. A partir de ahí más nervios y más precipitaciones que dejaban el partido visto para sentencia. Derrota con sabor a victoria y que permite afrontar lo que resta de temporada con un objetivo claro, la clasificación para el ascenso e intentar derrotar a Els Taurons para ganar el título de liga.

 

Entrega de trofeosEntrega de Trofeos

Una familia felizLos subcampeones

Fotos obtenidas de amicsdelcesto