Tag Archives: partidazo

Resaca de copas

8 Abr

Uno ya tiene una edad y las copas le sientan regular… regular tirando a mal, así que poco a poco las he ido dejando de lado hasta que han desaparecido. Pero Marzo trae esa locura que todo lo altera y este año me traía la copa en la que por primera vez participaban los Pancers y la primera vez en la que vivía en primera persona (aunque más lejos de lo que me hubiera gustado) un torneo de k.o.

Un lunes feliz, muy feliz, la semana venía cargada de basket. El martes unos cuartos que no debían suponer más que un trámite, como así fue, victoria apabullante y descanso hasta las semis del sábado. Una semana nerviosa dio paso a un partido en el que el rival tenía muy poco que perder, habían eliminado a uno de los favoritos en cuartos, y mucho que ganar. Pero los Pancers de esta temporada son un rodillo que no deja sitio a las sorpresas y aplicando las convenientes dosis de contundencia defensiva y fluidez en ataque, barrieron a un equipo que lo poco que pudo oponer duró menos de diez minutos. La lástima es que uno de los titulares se quedaba sin ficha por una trifulca absurda con el partido ya concluído.

El presi

Kristian punteando

 

Domingo por la mañana y, pese a que el partido comienza a las 12:00, los whatsapps no paran desde antes de las nueve. Que si nos devuelven la ficha, hay que hacer un descarte…. el teléfono emite un sonido martilleante cada pocos segundos… hasta las diez y media, a partir de ahí silencio y concentración. El partido empieza puntual y desde el primer momento deja claro que son los dos mejores equipos los que están en la pista. Intercambio de canastas, defensa intensa y buen baloncesto en cada jugada. Poco a poco los nervios iniciales se van soltando y a base de corazón los Pancers se mantienen en el partido, dos latigazos desde casi ocho metros nos ponen por delante y la brecha va aumentando aunque sin superar los diez puntos.

No hay tiro fácil

Así se llega al último cuarto. Todo transcurre con normalidad hasta que a falta de cuatro minutos los nervios nos pueden y la renta se dilapida en tres jugadas para dejarlos por delante. A partir de ahí más nervios y más precipitaciones que dejaban el partido visto para sentencia. Derrota con sabor a victoria y que permite afrontar lo que resta de temporada con un objetivo claro, la clasificación para el ascenso e intentar derrotar a Els Taurons para ganar el título de liga.

 

Entrega de trofeosEntrega de Trofeos

Una familia felizLos subcampeones

Fotos obtenidas de amicsdelcesto

Jornada 21

24 Mar

Esta semana tocaba ejercer sólo de entrenador y capitán. Así que con un tercio de responsabilidades aparcadas por lesión, tocaba darlo todo desde la banda. El partido se preveía complicado apriori, el entrenamiento del jueves había sido catastrófico en el apartado ofensivo y además el ambiente que se respiraba no parecía el ideal. A eso había que sumar las bajas de algún jugador importante y el panorama comenzaba a pintar negro.

El primer cuarto fue buenísimo, el primer sorprendido yo, una buena movilidad de balón nos dejaba en posiciones sencillas desde las que anotamos doce puntos. También habría que añadir que concedimos muchas segundas (y terceras y cuartas) oportunidades al rival y no conseguimos ganar el cuarto más que por un punto. Es un tópico deportivo pero suele ser así, el que perdona lo acaba pagando y en el segundo cuarto se demostró que hay días en los que nada sale como uno quiere. Ni un solo tiro anotado desde el exterior, una circulación de balón mala y una sucesión de tiros libres desaprovechados dio como resultado que ni toda la intensidad que mostrábamos en defensa bastara para acabar por debajo en el marcador. Teníamos toda la segunda parte para mejorar y dedicamos los minutos del descanso para intentar que así fuera.

El comienzo del tercer cuarto no parecía mejorar nuestra situación, sucesión de fallos en ataque y buena actitud en defensa pero que no bastaba. El partido se nos escapaba definitivamente y nada de lo que intentábamos parecía dar resultado. El tercer cuarto acabó y el marcador indicaba una diferencia que pese a no ser muy abultada, se nos hacía insalvable.

Comenzaba el último período con ganas de remontar, con fe en poder hacerlo pero de nuevo nos topamos con nuestra ineficacia y cada vez que parecía que podíamos meternos de nuevo en el partido, un par de malas decisiones en ataque o algún despiste en defensa nos devolvía a la diferencia anterior.

La frustración que se siente desde la banda se hizo mayor este domingo al no poder ayudar al equipo desde la pista y al no salir absolutamente nada de lo que intentábamos. Sumar derrotas duele pero sumarlas de esta forma es todavía peor, quedan muchos partidos para que mejoremos, simplemente para que volvamos al nivel de unas jornadas atrás, en el camino seguiremos disfrutando del viaje, de cada minuto de esta temporada con un sabor especial.

Go Pancers!!